Emprender reformas integrales Barcelona no tiene porqué ser una inversión que absorva la mayoría del presupuesto de una familia. Estadísticamente, son aproximadamente el 54% de personas que al emprender la reforma de su casa se decantan por los proyectos manuales, o DYI como se dice en inglés. Entre los proyectos de este tipo, los más económicos y más elegidos por las personas son los siguientes:

a. Limpieza del hogar. Esta tarea es prácticamente gratuita, e incluso si se asiste a un mercadillo de antigüedades y cosas usadas, se pueden obtener algunas ganancias. Como continuamente parece “fácil” acumular cosas en el hogar o en el garage, estos espacios están llenos de cosas que no se utilizan, o que se usan raramente. El 73% de las personas que se deciden a hacer una limpieza del hogar se deshacen de varias bolsas de basura y descubren espacio que estaba oculto en su casa por la acumulación de objetos.

b. Pintura. Pintar es barato, mucho más que poner un papel tapiz y no es tan difícil. Al ser entrevistadas, 62% de las personas admitieron que pintar su salón, cocina o recámaras resultó una experiencia placentera, no muy cara y que dotó de nueva vitalidad a su hogar.

c. Accesorios nuevos. No siempre es necesario comprar nuevas cosas. A veces simplemente cambiar lámparas, adornos e incluso muebles de lugar y habitación es suficiente. Si a ello se agregan nuevos elementos que pueden resultar muy económicos, como cuadros, espejos o cojines, es una de las opciones más elegidas por quienes quieren economizar en la reforma de su hogar.

d. Limpiar. Pero no haciendo selección de objetos útiles y no útiles como ya mencionamos, sino realmente limpiar a profundidad el polvo y en sí la mugre de años. Ello es sobre todo aplicable para paredes, alfombras y paredes exteriores. Muchas veces sólo hace falta alquilar por un día una limpiadora a presión.

e. Cambiar los interruptores de luz. Si hay algo que muchas personas eligen al momento de cambiar el ambiente en su hogar es cambiar los interruptores por unos que sean ajustables. En lugar del clásico encendido-apagado, estos nuevos interruptores permiten regular la luz. En tiendas departamentales especializadas, el 59% de las personas que compran nuevos interruptores, eligen este tipo de opción.

f. Poner fotos familiares. Imprimir fotos familiares en un tamaño adecuado para utilizarlos como cuadros y decoración en las paredes del hogar no es caro. En tiempos de la fotografía digital no es difícil tener gran cantidad de fotos entre las cuales elegir.

 

Los seres humanos tendemos a desplazarnos, a modificar nuestro lugar de residencia, e históricamente, las tendencias de movilidad geográfica o espacial de una sociedad determinada se ven influídas sobre todo por las condiciones económicas nacionales e internacionales.

En el caso de España, las tendencias y cifras se han modificado en gran medida después de la década de los años setenta del siglo pasado. Mientras que anteriormente se producía una inmigración a las Américas y el resto de Europa, sobre todo para trabajos manuales, y una marcada orientación campo-ciudad en las migraciones internas, España pasa a convertirse en destino migratorio, al menos hasta el año 2007, en que debido a la crisis económica se reanudan las salidas, sobre todo a destinos europeos.

Sin embargo, el nuevo migrante no es ya un trabajador manual, sino un joven calificado que viaja en busca de oportunidades laborales bien remuneradas, o inversionistas que expanden sus capitales a otras latitudes para asegurar sus ganancias. También se observa el fenómeno del retorno: familias que se habían establecido en España y que debido a la inestabilidad retornan a su país de origen, sobre todo a países de Sudamérica o el norte de África.

En la actualidad, se distinguen fundamentalmente cuatro mecanismos de migración interna en España:

1. La migración residencial o migración intraurbana, es decir, dentro de la misma ciudad o hacia la periferia de la misma. Se trata fundamentalmente de nuevas familias que contratan empresas mudanzas Barcelona, Málaga, Madrid, etc, y activan y agilizan el mercado inmobiliario.

2. La migración laboral.

3. La migración de personas que al jubilarse retornan al entorno rural, o de personas jóvenes que buscan establecerse en el entorno rural por las novedosas oportunidades laborales que ofrece (turismo ecológico y de aventura, agricultura orgánica, etc)

4. La migración hacia zonas turísticas, que debido al auge del turismo español, despiertan interés de muchos jóvenes que buscan oportunidades laborales.

También es importante destacar que España sigue siendo el destino migratorio de muchas personas, ya sea descendientes de migrantes españoles de antaño, o personas de muy diversas nacionalidades que vienen en búsqueda de oportunidades laborales, sobre todo en el sector servicios. En el año 2010 se contaba con más de 1 millón de migrantes (sin contar los nacionalizados) legales. Estas cifras no son contundentes debido a la inmigración ilegal.

 

En la actualidad, sólo el 2% de la superficie de la tierra está ocupada por ciudades, pero se calcula que al llegar al año 2050, en las ciudades habitará el 70% de la población mundial, produciendo en estos asentamientos el 80% de las emisiones de dióxido de carbono.

Sin ponderar la trascendencia de estas estadísticas, y además de las cuestiones energéticas, las ciudades, sobre todo las más grandes, ya se enfrentan a numerosos problemas de recursos mobilidad, espacio, financiamiento; todos ellos problemas deben atacarse lo más pronto posible si una ciudad determinada desea atraer empresas, emprendedores, inversores y recursos, es decir, todos aquellos elementos que pueden incidir en la vitalidad de una ciudad.

En ese contexto, existe un nuevo concepto que cada vez llama más la aención: el de las “ciudades inteligentes” (traducción del concepto original en inglés “smart cities”). Esta noción hace referencia a ciudades modernas, capaces de llevar a cabo obras de infraestructura en cuestión hidráulica, eléctrica, aprovisionamiento de gas, transporte, servicios de emergencia, servicios públicos, construcción de edificios públicos y privados, certificación energética, etcétera, que sean duraderas y sustentables, que mejoren la comodidad de los ciudadanos y que sean eficaces, sobre todo en cuanto a desarrollo igualitario y respeto del ambiente.

Ciudades en todo el mundo pugnan por converttirse en la primera ciudad inteligente: Barcelona, Singapur, Berlín, Londres. Recordemos que una ciudad inteligente no busca ser sólo una ciudad conectada donde millones de datos se utilicen para proporcionar nuevos servicios, sino también una ciudad resiliente, eficiente en cuanto al uso de su energía y sus recursos, además de sustentable en cuestión económica y social.

Una ciudad inteligente no es, en la era de la revolución digital, una ciudad que permite un mejor control de la información y el tráfico urbano, sino una nueva forma de pensar una ciudad, los servicios urbanos y la interacción entre los actores con poder: inversores, gobierno, habitantes. La urbanización y la creciente complejidad del ambiente urbano, la importancia de los datos digitales, la necesidad de reducir el gato público: todos ellos son desafíos y oportunidades para una ciudad inteligente.

Para enfrentarlos, la ciudad que busca definirse como tal, desarrolla los servicios urbanos digtalmente para hacerse más eficiente, experimenta nuevas formas de colaboración entre el gobierno y las empresas para incrementar el beneficio, y hace a los ciudadanos co-autores de la cudad en la que viven.

 

 

El consumo energético es uno de los indicadores económicos que la humanidad no ha logrado reducir. En años anteriores (2012-2013)el consumo mundial de energía se incrementóo en un 1.4%, lo que aún así representa un logro, puesto que en la década anterior el crecimiento promedio era de un 2.3-2.5%. Los países que más incrementaron su consumo energético fueron los denominados BRICS, cuya demanda creció en un 3.6%. China mostró un descenso bastante fuerte, pues pasó de un incremento del 8% en el periodo comprendido entre 2010 y 2011, a un aumento de tan sólo un 4% en el siguiente periodo de dos años, ello fue en parte debido al decremento en su uso de carbón (que pasó de incrementarse en casi 10% a un 2.5%). La India alcanzó su más alto pico de consumo energético en el periodo, con un aumento de 5.1%. Le siguen Brasil, con un aumento del 4% y Sudáfrica con un 2%. El consumo de energía en Rusia sólo se incrementó en un 0.9%, debido a la caída en la demanda del consumo de gas. A la inversa, y de forma muy afortunada y por quinto año consecutivo, los países industrializados del G7 experimentaon una reducción en su demanda energética, en esta ocasión de un 1.6%. A excepción del Reino Unido y Alemania, los otros cinco países redujeron su consumo de energía. El punto más alto de reducción lo presentó Italia, con una caída del 4.2%. Un punto que ayuda a esta reducción en el consumo energético de los países industrializados es la legislación, que a escala industrial y habitacional, hace más estrictos y obligatorios los certificados energéticos. Otro factor que ha incidido en el descenso en el consumo de energía es el cambio climático. Por ejemplo, en los Estados Unidos, los inviernos han sido menos severos. En condiciones climáticas normales, el consumo habría sido al menos un punto porcentual mayor. Por otro lado, en Europa los inviernos se han hecho más fríos, lo que impide un descenso mayor en el consumo de energía.

Los países que consumen mayor cantidad de energía son: China, los Estados Unidos, India, Rusia, Japón, Alemania, Corea del Sur, Canadá y Francia.

En cuanto al consumo particular de energía eléctrica, los países que más consumen son: China, los Estados Unidos, Japón, Rusia, India, Alemania, Canadá, Brasil, Corea del Sur y Francia.

China ha liderado el consum en el sector por casi cuatro años, y los BRICS en general, han sobrepasado el consumo de los países industralizados.

 

No es nada nuevo escuchar hablar del envejecimiento de la sociedad española, pero en ocasiones aún así resulta sorprendente echarle un vistazo a las estadísticas. Las últimas décadas del siglo XX y estas dos primeras décadas del XXI marcan una tendencia al envejecimiento de la población. El número de españoles mayores a 65 años ha aumentado casi en un 22%, contra una disminución de la tasa de natalidad cercana al 15%. Las grandes ciudades españolas, como por ejemplo, Madrid, enfrentan desafíos como que por ejemplo, los jóvenes que van a entrar al mercado laboral son 20% menos de los que van a jubilarse, y la generación de habitantes de 15 años son menos de la mitad de los que tienen 35.

Pero ello palidece al pensar en la situación de los poblados más rurales, que son los que enfrentan una mayor escasez de nacimientos y gente joven, y donde el promedio de edad está en los 49 años. Existen numerosos poblados en la España rural en que no hay suficientes niños para que haya diversos grupos en las escuelas primarias. Escuelas con 10, 12, 14 niños, pocas mujeres embarazadas y escasos matrimonios que tengan más de un hijo.

En estos entornos rurales, el éxodo de la población hacia las ciudades en búsqueda de opciones laborales, es mayoritariamente femenino, puesto que las fuentes de empleo (agricultura, ganadería y construcción) demandan muchos más empleados hombres.

En este sentido, la llegada de mujeres migrantes para responder a la necesidad del cuidado de ancianos y ayuda a domicilio de los mismos, representa una esperanza de revitalización y poblamiento, puesto que estas jóvenes forman matrimonios mixtos con jóvenes españoles y tienen hijos.

Como podemos ver, el fenómeno del envejecimiento de la población es uno que se interconecta con otros importantes indicadores sociales como pueden ser la tasa de natalidad, la de empleo y desempleo, la movilidad y migraciones internas y la llegada de migrantes internacionales.

Todo ello se une para configurar el rostro de una sociedad que ante el desafío que le representa el envejecimiento, debe pensar tanto desde los ámbitos político y empresarial, como social e individual, en las medidas requeridas para proporcionar cuidados adecuados y un nivel de vida digno a este creciente sector de la población.

 

La publicidad, por definición, tiene como objeto comunicar, transmitir una información, crear una actitud e inducir a una acción. La publicidad directa es una herramienta clave que pone en valor un determinado producto, marca o firma. La publicidad directa puede hacerse a través de un catálogo, folleto, circular, carta o cualquier otro medio impreso, incluidos los correos electrónicos (mailing). Entre los objetivos de la publicidad directa está el mantener un contacto continuo con el público (clientes), mejorar las relaciones comerciales, reforzar la venta de un producto o servicio determinado.

Las empresas de productos de consumo y del sector financiero son las que, según datos estadísticos, más invierten en la publicidad directa. Es innegable que la crisis económica también ha hecho mella en el sector de la publicidad, con una caída en gastos en todos los soportes. Sin embargo, la gran mayoría de las empresas, aunque han reducido su inversión en publicidad, siguen apostando por dedicar parte de su presupuesto a esta importante herramienta de comunicación y promoción.

Según datos del estudio InfoAdex, desde el año 2008 la tendencia bajista se ha mantenido. No obstante, la inversión del mercado publicitario durante el pasado año 2012 superó los 10.800 millones de euros (un 9,9 por ciento menos que en 2011). Este estudio analiza las inversiones tanto en medios convencionales como no convencionales, entre los que se incluyen los mailing personalizados y el buzoneo de folletos. Durante el pasado 2012 la inversión en medios no convencionales superó los 6.200 millones de euros (un 5% menos que el año anterior). Atendiendo a las inversiones el medio que mayor porcentaje alcanzó en 2012 fue el mailing personalizado (más del 30% del total de los medios no convencionales), con una inversión de más de 1.880 millones de euros. En el mailing personalizado se incluye el envío a domicilio y al lugar de trabajo (publicidad directa con respuesta). El merchandising, las señalizaciones o rótulas siguen acaparando gran parte de la inversión en publicidad, así como el marketing telefónico. Durante 2012 la inversión en publicidad a través del buzoneo y los folletos superó los 640 millones de euros. Capítulo en el que se incluye toda la publicidad sin personalizar que se reparte tanto en los lugares de trabajo como de residencia.

Es innegable que las nuevas tecnologías han creado nuevas formas de comunicación, pero la publicidad directa sigue siendo una herramienta idónea para muchas empresas y sectores. La publicidad directa puede ser personalizada (mailing, cartas personalizadas) o sin personalizar (buzoneo de catálogos u otro tipo de material gráfico). En ambos casos, la publicidad puede estar enfocada a un sector del público determinada, seleccionada en función de edad o de situación geográfica, entre otras variables ajustadas al producto o servicio a promocionar. A través del mailing se puede hacer llegar al destinatario cualquier tipo de información –folletos, catálogos, cartas, invitaciones-, incluso con la ventaja añadida de poder incorporar soportes audiovisuales (imágenes, vídeos…). No obstante, la publicidad a través del buzoneo sigue siendo una herramienta no solo útil, sino muy utilizada por las empresas, entre otros motivos porque siguen siendo una de las maneras más directas de llegar al público.

Un tema que resulta muy sensible tanto ecológica como económicamente, es el consumo de energía. Resulta inquietante que su aumento pueda derivar en desequilibrios financieros a escala nacional y comunitaria. O los riesgos ambientales que nacen de una planeación deficiente de los programas de consumo energético.

Además, existe la noción de que lo realmente importante es diseñar adecuadamente planes que optimicen el consumo energético a escala industrial o institucional. No se toma en cuenta el consumo en el hogar. Sin embargo, de acuerdo a cifras proporcionadas por estudios realizados por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), la energía utilizada en los hogares, no es una cifra marginal que pueda ser dejada de lado:

Como se puede observar, si entre la cuarta y la tercera parte del consumo energético total es el que se lleva a cabo en los hogares, no es un tema que pueda ser tratado de forma tangencial. Por el contrario, si las tendencias continúan y este tipo de consuma se eleva aún más debido, por un lado, a la mejora en la capacidad adquisitiva, por los parámetros de calidad de vida que las personas esperan tener, entre otros factores, se debe ser muy cauteloso al ejecutar planes y estrategias que combinen este aumento con las normas de eficiencia energética vigentes.

En este contexto, para llegar a una mejora sensible en la eficiencia energética en los hogares, un punto focal es el uso de modelos de vanguardia tecnológica en calderas y sistemas de calefacción. Dentro del conjunto de las calderas que ofrecen las mayores ventajas, tanto en cuestión de eficiencia energética como de ahorro en el consumo de combustible para el consumidor final, se encuentran las calderas de condensación. Este tipo de artefactos de calefacción ofrecen una serie de ventajas respecto a las tradicionales, que empiezan por el ahorro factual en el bolsillo del usuario. A menor consumo de combustible, menor gasto. Así de sencillo. ¿A qué se debe esta disminución? A que una caldera de condensación, como por ejemplo, algunos de los modelos ofrecidos por Calderas Sime, utilizan dos fuentes de energía que solían ser desperdiciadas en la tecnología convencional: el calor del ambiente y el vapor producido en el funcionamiento mismo de la caldera.

El vapor de combustión solía ser poco más que un desecho e inclusive, un factor contaminante, pero con la tecnología de condensación, se recupera el calor contenido en los humos de la combustión. Ello permite, gracias a un proceso especial y al uso de materiales muy concretos (aleaciones aluminio-silicio, por ejemplo), la recuperación y aprovechamiento de esta energía.

Todo este proceso, hace que el cerca de 20% del consumo energético en el hogar que corresponde a la calefacción y al uso de agua caliente sanitaria (de acuerdo a datos proporcionados por el IDAE) se optimice, haciéndose más amable tanto con el medio ambiente como con el bolsillo del consumidor final.

El teléfono forma parte de nuestra vida, es una herramienta esencial para comunicarnos y así lo constatan las cifras en telefonía y usos de la comunicación. Aunque la telefonía móvil perdió usuarios durante el último año –más de 2,7 millones según datos de 2012 y correspondientes en su mayoría a segundas líneas- sigue siendo la forma de comunicarnos más utilizada, con un ligero repunte en las líneas de móviles hasta alcanzar las 170.000 ganadas durante el pasado mes de julio. Son los datos de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones, CMT, que constatan un aumento progresivo desde el pasado mes de mayo y que sitúa en más de 52 millones (52,19) el número de líneas de telefonía móvil que se mantiene activas en nuestro país. Hay otro dato interesante que se desprende de las estadísticas de telefonía en España, y es que la moda del smartphone nos ha conquistado, con más de 22 millones de usuarios, lo que a su vez se traduce en más del 60% de los que tienen un móvil.

Las que sí han subido en los últimos años han sido las cifras de portabilidad, con cambios constantes por parte de los usuarios en busca de las mejores condiciones para su móvil. Las cifras no dejan lugar a dudas: este año la cifra récord de portabilidades, según datos de la CMT, se ha dado durante el pasado mes de julio, con más de 638.000 intercambios, lo que se traduce en un 47% más que en el mismo del año periodo pasado (julio 2012). Cifras que, no obstante, no sorprenden ni a la comisión ni a los expertos, ya que son el resultado de la competencia entre operadores de telefonía móvil y de la búsqueda, por parte del cliente, de las ofertas que mejor se adaptan a sus necesidades y al uso que le da al teléfono móvil. Una cifra, no obstante, sin precedentes, y que se traduce en más de 19.000 los usuarios que, cada día, deciden cambiar de operador de móvil en nuestro país.

Las estadísticas de telefonía en España también constatan otra tendencia, la caída de las líneas de prepago y de las datacards, siendo ampliamente superadas por las líneas de móvil, un aparato que no solo nos permite hacer y recibir llamadas, sino contestar a los mensajes, enviar fotos, vídeos… El teléfono fijo, aunque sigue siendo imprescindible en algunos casos, sigue cediendo protagonismo y escenario a otras vías más novedosas de comunicación y, sobre todo, con menos limitaciones físicas. En nuestro país, según datos de la CMT, hay cerca de 19 millones de telefonía fija, en torno a un 2% menos que en 2012.

La crisis no ha pasado de lado y también está teniendo su incidencia en la telefonía, si bien las cifras también constatan que el teléfono móvil es una de las formas de comunicación más utilizados por usuarios de todas las edades. La telefonía móvil ha hecho posible que estemos conectados a cualquier hora y desde cualquier lugar.

Mallorca es uno de los principales destinos turísticos, un destino elegido por los turistas nacionales, pero especialmente por los extranjeros, con turistas suizos, franceses y nórdicos entre los más habituales. Unos y otros no dudan en elegir Mallorca como destino de vacaciones o de escapada atraídos por sus múltiples encantos y posibilidades. Mallorca reúne suficientes recursos naturales, culturales y gastronómicos, así como una amplia cartera de servicios turísticos (alojamiento, visitas guiadas, alquiler de vehículos en Mallorca…), para liderar las listas de los principales destinos turísticos de nuestro país. Los datos hablan por sí solos y constatan que las islas del Mediterráneo siguen siendo uno de los lugares que más interés despierta entre los turistas y viajeros.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, INE, siete de las diez localidades turísticas más visitadas este verano se encuentran en Mallorca. La isla ha rondado el 95% de ocupación hotelera durante los meses de julio y agosto, por delante de otros destinos de sol y playa. Otro dato que arrojan las estadísticas es el incremento del gasto por turista (gracias al empuje del turismo extranjero), el cual se había retraído en los últimos años.

El verano turístico en España también ha dejado buenas noticias para el sector. Según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, durante el pasado mes de agosto nuestro país recibió la visita de más de 8 millones de turistas extranjeros, lo que supone un 7% de incremento con respecto al mismo periodo del año anterior. Más del 24% de las llegadas a nuestro país, según las estadísticas del Ministerio, tuvieron como destino las Islas Baleares, destino que ha registrado un aumento del 10% y un volumen de más de dos millones de turistas, gracias al incremento de visitantes procedentes sobre todo de Alemania, Suiza y Estados Unidos. Datos que además explican que más del 73% de los turistas que arribaron a nuestro país durante el pasado mes de agosto lo hicieron a través del aeropuerto. Y, para concluir con los datos, los paquetes turísticos siguen creciendo, con un repunte superior al 11% durante los últimos meses.

Los recursos naturales, con sus playas como banderas, son sin duda uno de los principales reclamos de Mallorca, uno de los destinos del Mediterráneo que nunca pasa de moda. Mallorca, tal y como reflejan las estadísticas oficiales, no solo sigue siendo uno de los destinos turísticos por excelencia, sino que a día de hoy es uno de los que tiene más posibilidades de atraer a los turistas con una mayor capacidad económica y, por tanto, de gasto. Como hemos dicho lo apuntan las cifras: tres cuartas partes de los que eligen España como destino buscan sol y playa.

 

Y nunca había sido tan cierto, porque con un solo clic podemos traer a nuestra mesa las mejores naranjas, recién cogidas del árbol y seleccionadas para disfrutar de todo su sabor y de todos sus beneficios. Y esto es posible gracias a Internet, el modo más sencillo y práctico de adquirir esta fruta directamente de la mano del productor o agricultor. No es el único producto agroalimentario que podemos comprar a través de Internet, pero sí es una de las frutas más conocidas y más consumidas. Comer sano, y con los mejores productos, es cada vez más fácil.

El sabor, tanto o más que su aspecto exterior, es lo que termina por convencer al consumidor de que está degustando las mejores naranjas. Y para que su calidad sea suprema, lo mejor es comerla prácticamente recién cogida del árbol, algo que es posible gracias a la compra de naranjas on line. Es una de las ventajas, no la única, de hacer la compra por Internet, y es que nos ofrece la posibilidad de tener la huerta en casa y de llenar nuestra despensa con los mejores productos de la tierra en apenas 24 horas. La compra on line ha favorecido la relación entre el consumidor y el productor, en la búsqueda de la calidad y las garantías de estar ofreciendo el mejor producto. Calidad y garantías que vienen de la mano gracias a un proceso de cultivo y recolección mucho más natural, lo que se traduce en un producto más fresco. En otras palabras, las naranjas se recogen en el punto de maduración exacto y no es necesario conservarlas en cámaras frigoríficas hasta que llegan a los estantes del supermercado.

El hecho de poder comprar naranjas online ha sido una de las iniciativas con mejor acogida por parte de los consumidores, habiendo aumentado tanto la demanda como la oferta de manera notable en los últimos años, lo que ha permitido poner a disposición del consumidor un número mayor de variedades de naranjas, procedentes de diferentes zonas de producción. Contrariamente a lo que se pueda pensar, la relación entre calidad y precio es buena y adaptada a las necesidades de cada familia o grupo de consumidores (es decir, los pedidos se hacen por kilos). La comodidad y rapidez de entrega al hacer el pedido por Internet también es un ahorro de tiempo a la hora de llenar la cesta de la compra. En otras palabras, si sumamos todas estas ventajas podemos decir que la compra de naranjas on line es la mejor alternativa para disfrutar durante todo el año de un alimento fresco, saludable y nutritivo, porque no podemos olvidar que las naranjas son indispensables en una alimentación equilibrada.

Y no solo naranjas, porque a través de Internet también podemos comprar otros cítricos, como mandarinas, limones y pomelos.