Hoy en día los métodos de guardar el dinero han cambiado mucho en comparación con las épocas más antiguas, cuando lo más común y natural era guardar el dinero debajo del colchón. Si no nos gusta guardar el dinero en la casa o en la cartera, tenemos varias otras alternativas a disposición.

Excepto las inversiones que podemos hacer, tenemos la opción de guardar el dinero en el banco y para tener acceso en cualquier momento y de cualquier lugar a él, le añadimos una de las tarjetas plásticas que suelen ser de crédito o de debito, en función de la fuente del dinero. Si queremos guardar nuestro sueldo en la tarjeta, pues tendremos seguramente una tarjeta de debito. En el caso de que necesitemos pedir un préstamo del banco o tener la posibilidad de prestar si en algún momento nos hará falta, las tarjetas de crédito representan la opción adecuada.

Las cifras demuestran que, cada vez más, la gente prefiere guardar su dinero en una tarjeta del banco, por motivos de seguridad en primer lugar y, segundo, por la movilidad que tendrá el dinero de esta forma y la accesibilidad que le dará en cualquier momento. No importa si nos olvidamos de traer más dinero de la casa o si vemos algo que nos gusta en alguna tienda y no tenemos dinero con nosotros, las tarjetas nos ayuda a realizar la compra sin ninguna dificultad.

Las estadísticas del Banco Central Europeo muestran que el 40% de todas las operaciones de pago que se hicieron en el año 2009 dentro de la Unión Europea y sin contar, evidentemente, los pagos que se hicieron en efectivo, fueron realizados con tarjeta de crédito. El resto de 60% lo representaron los pagos por transferencia bancaria e ingresos en las cuentas.

La popularidad de las tarjetas se destaca de las cifras estadísticas que público el mismo Banco Central Europeo, según las cuales cada ciudadano de la UE tiene 1.45 unidades de tarjetas. Hay mucha gente que tiene más que dos tarjetas, una del trabajo, una personal, una de crédito, otra reservada para alguna cosa especial, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *