10. octubre 2012 · Write a comment · Categories: Otros · Tags:

Estamos, obviamente, viviendo en una sociedad informatizada, en la cual la información es la base principal que va moviendo todas las cosas. Esto trae varias modificaciones, diversos progresos que pueden mejorar la vida de las personas y el trabajo de las empresas por varios puntos de vista.

Uno de los aspectos más importantes que va cambiando y mejorándose cada día es la del trabajo desde la casa. Gracias a los sistemas informáticos, al internet en primer lugar, y al paso a esta forma de trabajar basada en información y en sistemas de comunicación online, las posibilidades de trabajar de cualquier parte del mundo para una empresa que tiene una oficina virtual son cada vez más amplias. Podemos, por ejemplo, tener una empresa en Francia y tener empleados en Rusia, Bulgaria y Canadá que trabajen desde sus casas y con los cuales estemos siempre en contacto por internet.

Con la crisis actual, esta opción podría ser una alternativa muy oportuna, pudiendo crear puestos de trabajo con menos gastos para las empresas. Conforme con las cifras publicadas en ABC.es en julio 2012, el sector privado sigue muy mal en lo que tiene que ver el número de desempleados, pero el sector publico tuvo un aumento de 5.3% desde el comienzo de la crisis. Es más, en el año 2011 trabajaban unos 135.517 más personas que en 2007 en el sector público, según EP. Aun así, se tiene que tomar en cuenta que, en España, los empleados del sector público representan solo un 14,8% del total de empleados, de forma que se tienen que buscar soluciones para aumentar el empleo en las empresas privadas también. Una opción es la de la oficina virtual y veremos a continuación por cuales razones.

Para poder tener una oficina virtual es necesario que se cumplan varios detalles. Hoy en día, existen varias empresas que ofrecen servicios de este tipo y te dan la posibilidad de tener una oficina, aunque no sea física, en cualquier lugar. Estas empresas ofrecen servicios de telefonía, de fax internet, secretaria y más técnicas modernas. De esta forma, disponemos de todo lo que una empresa regular necesita para existir y tener actividad, contactar con los clientes y ofrecer confianza a los que se quieran poner en contacto con cualquier departamento.

Las ventajas de tener una oficina virtual son muchísimas, y hay muchas veces que la gente no los toma en consideración. Podemos empezar con la reducción de costes de desplazamiento de los empleados hacia la oficina y de vuelta a la casa, el ahorro de tiempo para los que tienen que ir a trabajar lejos de casa, ahorro de recursos energéticos, gasolina y mucho más. Por otra parte, la empresa suele tener empleados más satisfechos de esta forma, ya que estos trabajan desde la casa donde se sienten lo más confortable, pueden trabajar con tranquilidad y disminuir el estrés. Sobre desventajas, hay de estas también, como sería el sentimiento de falta de integración dentro de un equipo para los trabajadores, pero menos que ventajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *