España cuenta con una muy desarrollada red de residencias para mayores por todo el país. Los tipos de apartamentos para mayores son muy variados y de diferentes dimensiones, en función del tipo de residencia.

Según la base de datos de noviembre 2011 de Residencias de Portal Mayores, el año pasado España contaba con residencias en la mayoría de las ciudades del país. La distribución de los centros por tamaño sobresalta el hecho de que la mayoría de las residencias tienen más de 100 plazas en casi todas las ciudades y regiones del país.

En Andalucía, el 43.9% de los centros para ancianos son de gran tamaño, con más de 100 plazas disponibles. En Asturias, la situación es muy similar, tratándose de un porcentaje de 44.3% de centros de gran tamaño. En Cataluña, las cifras son muy apropiadas entre el porcentaje de residencias de tamaño mediano con 50-99 plazas, el 35.1% y el porcentaje de centros grandes, un 35.5%. La Comunidad de Madrid cuenta con el segundo más importante porcentaje de centros de grandes tamaño, el 72.3% siendo centros con más de 100 plazas pero es Melilla donde encontramos un porcentaje de 100% centros de tamaño grande, con más de 100 plazas disponibles por centro.

Haciendo una media de todas las principales zonas y provincias de España, se puede observar que los centros de ancianos de pequeñas dimensiones, con menos de 25 plazas representan solo el 6.6% del total, mientras que los de más de 100 plazas representan el 51.1%. En el medio, los centros de entre 25 y 49 plazas son el 15.2% y los que ofrecen entre 50 y 99 plazas representan el 27.1%.

Podemos notar la tendencia de abrir residencias para mayores de tamaños considerables, y las causas pueden ser diversas: ahorro de costes por practicar la economía de escala, un medio más agradable para los mayores que vienen a vivir en ellas, ya que tendrán más posibilidades de practicar varias actividades, de conocer más gente y de sentirse no como en una casa para ancianos sino, más bien, como en un pequeño barrio con amigos, vecinos con las mismas preocupaciones y con gente amable que les cuide y se encargue de que no les falte nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *