Las células madre tienen la capacidad de reproducir cada tipo de célula del cuerpo humano de un cuerpo adulto y hay dos tipos de células madre: las células embrionarias y las células madre adultas.

Además de estos dos tipos hay las células madres germinales y fetales, pero las primeras dos son las más empleadas.

Después de obtenerlas estas se guardan en un banco células madre de una clínica y existen varias técnicas para obtener las células madres embrionarias que son mejores que las células madres adultas.

En principio las células madre embrionarias pueden crear cualquier tipo de célula necesaria pero las adultas, de momento se sabe que pueden crear solamente una célula de un órgano.

A través de embriones crio conservados, o blastómeros individuales, la activación de ovocitos, partenogénesis y obtención de los donantes cadavéricos, se obtienen las células madre embrionarias.

Los tratamientos que se pueden aplicar a base de las células madre son múltiples en la medicina regenerativa, para el sistema inmunitario y en la terapia génica.

Se hacen estudios para poder curar enfermedades como Alzheimer, Parkinson, diabetes, artritis, etc.

Hablando de España, en 2009 se sabía que 1 de cada 217 personas necesitara a lo largo de su vida un trasplante, y las cifras incrementan cada ano. Además 1 de cada 435 casos de estos trasplantes se hará a base de las células madre de cada individuo.

Solamente en 2009 se  realizaron en España más de 2000 trasplantes con células madres y el aumento de los trasplantes de este tipo ha aumentado en los últimos 15 anos con más de 40%.

Hay varios puntos de vista en cuanto las células madres. La controversia es acerca de la parte ética.  Los argumentos van por ambas partes pero teniendo en cuenta que la tecnología va avanzando cada día y el propósito del ser humano es de tener una vida más saludable, debemos pensar mas en los problemas que se pueden solucionar.

Pensaremos en las ventajas y también en las desventajas de utilizar las células madres. Antes de todo pediremos la información necesaria para tomar una correcta decisión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *