Aprobar un examen siempre es complicado. Normalmente las personas que se presentan a un examen suelen ser personas que quieren pasar un determinado curso, por lo que son muchos los que optan por estudiar para aprobar y pasar el examen mientras que otros no estudian o quieren hacerlo pero sin estudiar.

De todas maneras parece que nuestro país no vamos mal parados de aprobados en exámenes. Son muchas las pruebas en las que nos encontramos en nuestra vida sobre todo cuando es la época del instituto y universidad, y son muchos los que pasan y superan estas pruebas y otros muchos los que suspenden ¿pero realmente cual es la estadística de aprobados en nuestro país? ¿Somos un país con un alto nivel de estudio o por el contrario solemos estudiar poco y estar por debajo de la media?

Podemos poner un ejemplo con la gente que se presenta a Selectividad. Prueba clave para la posible elección de la carrera que queremos estudiar. Y es que en nuestro país desde años pasados se supera el 90% de alumnos que superan con éxito los exámenes de selectividad. En los últimos años, esta prueba ha superado con creces los resultados de años anteriores siendo el año 2011 el año con más aprobados en selectividad. En total 167.000 jóvenes que han pasado la prueba de estudios que marca a todo estudiante.

De todas las maneras el número de aprobados por centros educativos y por universidades varían según el lugar y el centro. Está claro que siempre habrá más aprobados que suspensos, aunque no hay que negar que normalmente la gente que estudia en la Universidad suelen ser personas maduras que lo que quieren es terminar una carrera para poder trabajar de lo que han querido y están estudiando.

De todas maneras las formas para poder aprobar un examen son varias y quizá muchas son las que nos ayuden a afrontar pruebas tan complicadas como suelen ser los exámenes. De todas maneras la cercanía de un examen suele provocar estrés en el estudiante, que cuando ve cerca el aprobar o suspender provoca que los nervios estén a flor de piel y puede jugarnos una mala pasada el miedo al fracaso.

Son muchos los trucos o consejos que se le suelen dar a los jóvenes para que puedan afrontar un examen sin problemas. No hay trucos mágicos que te harán aprobar un examen sin estudiar, pero lo que si hay son algunas normas que has de cumplir, como el descansar bien los días previos al examen, no dejar todo para el ultimo día o dedicarte a beber café para poder estudiar y concentrarte más y poder mantenerse despierto.

Para aprobar un examen hay que estudiar y confiar en uno mismo si esto se cumple no se va a tener ningún problema. El resultado vendrá luego cuando veas que has aprobado, ya que la gente que estudia, siendo esta una mayoritaria parte, excepto en casos extremos suelen aprobar más de un 50% de las personas que se presentan al exámen. Así que los españoles estamos “aprobados en aprobados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *