La publicidad, por definición, tiene como objeto comunicar, transmitir una información, crear una actitud e inducir a una acción. La publicidad directa es una herramienta clave que pone en valor un determinado producto, marca o firma. La publicidad directa puede hacerse a través de un catálogo, folleto, circular, carta o cualquier otro medio impreso, incluidos los correos electrónicos (mailing). Entre los objetivos de la publicidad directa está el mantener un contacto continuo con el público (clientes), mejorar las relaciones comerciales, reforzar la venta de un producto o servicio determinado.

Las empresas de productos de consumo y del sector financiero son las que, según datos estadísticos, más invierten en la publicidad directa. Es innegable que la crisis económica también ha hecho mella en el sector de la publicidad, con una caída en gastos en todos los soportes. Sin embargo, la gran mayoría de las empresas, aunque han reducido su inversión en publicidad, siguen apostando por dedicar parte de su presupuesto a esta importante herramienta de comunicación y promoción.

Según datos del estudio InfoAdex, desde el año 2008 la tendencia bajista se ha mantenido. No obstante, la inversión del mercado publicitario durante el pasado año 2012 superó los 10.800 millones de euros (un 9,9 por ciento menos que en 2011). Este estudio analiza las inversiones tanto en medios convencionales como no convencionales, entre los que se incluyen los mailing personalizados y el buzoneo de folletos. Durante el pasado 2012 la inversión en medios no convencionales superó los 6.200 millones de euros (un 5% menos que el año anterior). Atendiendo a las inversiones el medio que mayor porcentaje alcanzó en 2012 fue el mailing personalizado (más del 30% del total de los medios no convencionales), con una inversión de más de 1.880 millones de euros. En el mailing personalizado se incluye el envío a domicilio y al lugar de trabajo (publicidad directa con respuesta). El merchandising, las señalizaciones o rótulas siguen acaparando gran parte de la inversión en publicidad, así como el marketing telefónico. Durante 2012 la inversión en publicidad a través del buzoneo y los folletos superó los 640 millones de euros. Capítulo en el que se incluye toda la publicidad sin personalizar que se reparte tanto en los lugares de trabajo como de residencia.

Es innegable que las nuevas tecnologías han creado nuevas formas de comunicación, pero la publicidad directa sigue siendo una herramienta idónea para muchas empresas y sectores. La publicidad directa puede ser personalizada (mailing, cartas personalizadas) o sin personalizar (buzoneo de catálogos u otro tipo de material gráfico). En ambos casos, la publicidad puede estar enfocada a un sector del público determinada, seleccionada en función de edad o de situación geográfica, entre otras variables ajustadas al producto o servicio a promocionar. A través del mailing se puede hacer llegar al destinatario cualquier tipo de información –folletos, catálogos, cartas, invitaciones-, incluso con la ventaja añadida de poder incorporar soportes audiovisuales (imágenes, vídeos…). No obstante, la publicidad a través del buzoneo sigue siendo una herramienta no solo útil, sino muy utilizada por las empresas, entre otros motivos porque siguen siendo una de las maneras más directas de llegar al público.

El teléfono forma parte de nuestra vida, es una herramienta esencial para comunicarnos y así lo constatan las cifras en telefonía y usos de la comunicación. Aunque la telefonía móvil perdió usuarios durante el último año –más de 2,7 millones según datos de 2012 y correspondientes en su mayoría a segundas líneas- sigue siendo la forma de comunicarnos más utilizada, con un ligero repunte en las líneas de móviles hasta alcanzar las 170.000 ganadas durante el pasado mes de julio. Son los datos de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones, CMT, que constatan un aumento progresivo desde el pasado mes de mayo y que sitúa en más de 52 millones (52,19) el número de líneas de telefonía móvil que se mantiene activas en nuestro país. Hay otro dato interesante que se desprende de las estadísticas de telefonía en España, y es que la moda del smartphone nos ha conquistado, con más de 22 millones de usuarios, lo que a su vez se traduce en más del 60% de los que tienen un móvil.

Las que sí han subido en los últimos años han sido las cifras de portabilidad, con cambios constantes por parte de los usuarios en busca de las mejores condiciones para su móvil. Las cifras no dejan lugar a dudas: este año la cifra récord de portabilidades, según datos de la CMT, se ha dado durante el pasado mes de julio, con más de 638.000 intercambios, lo que se traduce en un 47% más que en el mismo del año periodo pasado (julio 2012). Cifras que, no obstante, no sorprenden ni a la comisión ni a los expertos, ya que son el resultado de la competencia entre operadores de telefonía móvil y de la búsqueda, por parte del cliente, de las ofertas que mejor se adaptan a sus necesidades y al uso que le da al teléfono móvil. Una cifra, no obstante, sin precedentes, y que se traduce en más de 19.000 los usuarios que, cada día, deciden cambiar de operador de móvil en nuestro país.

Las estadísticas de telefonía en España también constatan otra tendencia, la caída de las líneas de prepago y de las datacards, siendo ampliamente superadas por las líneas de móvil, un aparato que no solo nos permite hacer y recibir llamadas, sino contestar a los mensajes, enviar fotos, vídeos… El teléfono fijo, aunque sigue siendo imprescindible en algunos casos, sigue cediendo protagonismo y escenario a otras vías más novedosas de comunicación y, sobre todo, con menos limitaciones físicas. En nuestro país, según datos de la CMT, hay cerca de 19 millones de telefonía fija, en torno a un 2% menos que en 2012.

La crisis no ha pasado de lado y también está teniendo su incidencia en la telefonía, si bien las cifras también constatan que el teléfono móvil es una de las formas de comunicación más utilizados por usuarios de todas las edades. La telefonía móvil ha hecho posible que estemos conectados a cualquier hora y desde cualquier lugar.

Hoy en día son muchas las empresas que para atraer cliente o ventas a su negocio deben de llevar a cabo determinadas funciones como puede ser el marketing directo. Este es un servicio muy rápido y que consigue qué halla más gente interesada o que conozca el negocio.  Y aunque hoy en día existen muchas formas de realizar un marketing directo, es verdad que depende de la empresa que se quiera promocionar y la empresa que le ayude a promocionarse. Hay que darse cuenta de que el marketing directo muchas veces es una de las claves para dar a conocer el negocio y que tenga éxito.

El marketing directo muchas veces trabaja por estadísticas. Esta se usa para planificar, analizar, recoger y rastrear diferentes respuestas que se tienen ante un negocio, y las opiniones que puede tener el consumidor. Por ello uno de sus objetivos es la de conocer y conseguir una relación con el consumidor. Es decir si tu quieres que te cliente sea leal a tu marca, debes de hacer todo lo necesario y ser tu también leal con el cliente. Es una de las maneras en las que las empresas tienen el poder de conectar con los consumidores a nivel personal, siendo cada uno de tus clientes una sola persona, es decir cubrir las necesidades de cada uno de sus clientes.

Una de las estrategias que tiene el marketing directo es la de conocer a los futuros clientes y saber cómo responden ante determinados estímulos o campañas de marketing. Así vamos a poder perfilar y mejorar estrategias de las futuras campañas de marketing para acceder a un público mas abierto o dirigirnos a las personas especificas. Son varias las formas que tenemos de realizar las campañas de marketing directo. Entre ellas encontrarnos las de enviar un correo directo, un email personal en el que explica su punto de vista. Esto es arriesgado ya que puede eliminar el mensaje sin leerlo pensando que es spam o por ejemplo el hoy e día famoso telemarketing.

Hoy en día aunque los tiempos hayan cambiado, para el mundo del marketing directo, las estadísticas siguen implicando al correo convencional como una de las mejores maneras de llegar a su publico, y aunque también puede pasar como los emails que sea un correo basura, siempre puede ser muchos mas atractivo para el consumidor solamente por el diseño que pueda tener.

Y es que las ventajas que tenemos con este tipo de marketing son varias, entre ellas encontramos la de que es medible la función y resultados, es personalizable ya que dependiendo de los resultados se puede hacer cambios en la campaña que hayamos realizado. Ayuda a crear una base de datos con los clientes que respondan que estén interesados o que no quieren información en ese momento por ejemplo, incentiva la fidelización de los clientes nuevos o lo que ya nos conocen, se pueden evaluar las estrategias comerciales dependiendo de los resultados que se tengan.

Por ello es importante tener en cuenta las campañas de marketing directo para que su empresa pueda llegar a todo el público objetivo que deseé.